Apoyo Gestión de Crisis

Una crisis es un evento crítico no previsto que, si no se maneja de manera adecuada, puede impactar dramáticamente la rentabilidad, reputación o capacidad de operar. También puede ser una ocurrencia y / o una percepción que amenace las operaciones, el personal, el valor de los accionistas, las partes interesadas, la marca, la reputación, la confianza y los objetivos comerciales estratégicos de una organización.

En RCML nos centramos en la gestión de apoyo en crisis que, básicamente, viene siendo la coordinación general de la respuesta de una organización a una crisis. Todos los ejecutivos y los líderes deben poder evaluar la preparación de la organización para ayudar a garantizar que la organización pueda responder con eficacia a una crisis. Esto se puede lograr a través de una planificación proactiva, personal eficiente y altamente capacitado y coordinación de respuesta.

ACCIONES

1.- Objetivos de protección principal: 2.- Manejo Comunicacional
Marca/ Reputación Vocería
Seguridad de los Empleados Comunicaciones Internas-Externas
Cuidado de los Activos Estratégicos  
Clima Laboral  
Estabilidad Financiera  
3.- Continuidad operacional:  
Análisis del Impacto en el Negocio Proveedores clave
Análisis de Impacto de Riesgo Información
Disponibilidad de Personas Disponibilidad de Tecnología
Edificios-Instalaciones  

Una crisis es un evento crítico no previsto que, si no se maneja de manera adecuada, puede impactar dramáticamente la rentabilidad, reputación o capacidad de operar. También puede ser una ocurrencia y / o una percepción que amenace las operaciones, el personal, el valor de los accionistas, las partes interesadas, la marca, la reputación, la confianza y los objetivos comerciales estratégicos de una organización.

En RCML nos centramos en la gestión de apoyo en crisis que, básicamente, viene siendo la coordinación general de la respuesta de una organización a una crisis. Todos los ejecutivos y los líderes deben poder evaluar la preparación de la organización para ayudar a garantizar que la organización pueda responder con eficacia a una crisis. Esto se puede lograr a través de una planificación proactiva, personal eficiente y altamente capacitado y coordinación de respuesta.